Libro "El Tango Lejos del Puerto"

"El Tango Lejos del Puerto"
Historias de la música popular Rioplatense en pueblos y ciudades


Este libro es único en todo el Río de la Plata referido a la historia de las figuras locales en música, canto y danza.
El autor ha logrado demostrar que el tango se fue aquerenciando con fuerza y fervor en los pueblos y parajes más insospechados, tanto de Argentina como del Uruguay. Y ha elaborado una investigación histórica que en muchos pasajes, sin quererlo, se confunde con la novela más apasionante.

Dice el profesor Oscar del Priore en uno de los prólogos:
“En estas páginas se encuentran detalles nunca publicados y que son de sumo interés. Además, al estar muy bien escrita, la obra es seductora y atractiva”.

Y en el restante introito, sostiene el antropólogo uruguayo Daniel Vidart:
“Es una labor admirable. Ahora es posible tener una idea más acabada y una apreciación más justa de la aventura cultural de lo que se ha dado en llamar tanguidad”.


Ricardo Ostuni prestigioso
investigador y escritor



El especialista Ricardo Ostuni lo considera “una verdadera hazaña”

TAMBIÉN REALIZÓ UNA EXTENSA RESEÑA LA AGENCIA DE NOTICIAS TELAM

El libro “El tango lejos del puerto”, del historiador tandilense Néstor Dipaola, continúa provocando elogiosos comentarios en distintos puntos. A las exitosas presentaciones realizadas en Buenos Aires, Montevideo, Mar del Plata y otros lugares, deben sumarse los nuevos comentarios de prestigiosos especialistas.
Recientemente, Ricardo Ostuni, autor de numerosos libros de tango, escribió para distintos sitios de Internet, y considera al libro “una hazaña” y “una joya”.




Entre otros conceptos, sostiene los siguientes:

“Quiero abordar mis reflexiones sobre el libro o, para mejor decir, sobre esta verdadera hazaña lograda por Dipaola que, como un peregrino del tango, anduvo los caminos del país, de Chile y de Uruguay para encontrarse con la memoria viva de los tanguistas y con la menuda historia que cada ciudad, cada pueblo, cada paraje, ha escrito en compases tangueros”.

“Tengo para mí que allí donde la inmigración italiana fue preponderante, el tango tuvo un desarrollo inicial casi simultáneo con el de las orillas del Plata. Sólo para ejemplificar, citaré la ciudad de Rosario que fue uno de los asentamientos fuertes de la inmigración peninsular. En una nota del diario La Capital del 22 de junio de 1903 se menciona, como el tango más antiguo, el que compusiera a fines del siglo XIX José Baracco.

Dipaola también se ha detenido en el fenómeno de la inmigración.
“Si recorremos las páginas del libro, encontraremos muchísimos otros que hicieron la epopeya del tango en sus reductos de provincia y allí quedaron sus obras y sus memorias, imperecederas y ahora rescatadas por esta maravillosa aventura de hurgar tangos lejos del puerto”.
 “En el libro de Dipaola se rescatan nombres casi ignorados en el mundo porteño del tango. Y cito a Armando Salgueiro, de Gonzales Chaves, que fue autor de Chavero soy que grabó D´Arienzo; a Miguel Velazco de Ayacucho y de la misma zona al Cholo Venturini y a Domingo  Labala. En  los pagos de Azul, nuestro autor recogió los nombres de Eduardo Vazzan, Pedro Romano, Omar Castro, Roberto Pablo Bernabé, Antonio Simonetti y  el de los cantores Alberto Perissé y Roberto Giacoboni que integraron el Quinteto Típico Argentino de esa ciudad.
Y si abrimos el libro al azar, en cualquier página, hemos de encontrarnos con la revelación de que el tango, en su maravillosa diáspora, llegó a todos los rincones del país y países vecinos.
Es una labor más que encomiable la de haber creado este documento que de aquí en más será de insoslayable consulta cuando se quiera hablar, seriamente, sobre el tango argentino.
¿Cuál fue el vehículo que transportó ese arte popular urbano nacido en la geografía rioplatense, en dos ciudades puertos como lo son Buenos Aires y Montevideo, a territorios tan alejados y distantes entre sí?
Es indudable que por un lado los organitos debieron ser los portadores de los primeros sones tangueros en las provincias. También la actividad circense que, como era costumbre, cerraba con un fin de fiesta con músicos y cantores.  Tampoco debemos olvidar la influencia que tuvieron los maestros de música que, llegados de Europa, (muchos) se radicaron en el interior del país acercando la novedad del nuevo arte urbano.
Agreguemos que en la mayoría de los pueblos se crearon sociedades musicales que en su repertorio incluían tangos junto con otros ritmos y melodias en boga. 
Esto explica que en los primeros tiempos del tango, aparecieran entre sus creadores imperecederos, músicos y cantores provincianos. Basten algunas citas: Agustín Bardi y Roberto Firpo nacidos en Las Flores, Pascual Contursi natural de Chivilcoy, Juan Carlos Cobián de Pigüé, Ciriaco Ortiz, padre e hijo, de Córdoba, Charlo, pampeano, Augusto Berto, bahiense y por si no bastara, también está el nombre de Homero Manzi, santiagueño de pura cepa.
Néstor Dipaola también ha explorado estos orígenes del tango lejos del puerto  y los ha volcado en su libro  que no deja de sorprenderme en cada página. Por ello le doy la bienvenida a la bibliografía tanguera que siendo tan rica, se nutre ahora con esta nueva obra que habría que ubicar en un lugar de privilegio. Gracias Néstor por esta joya”.

ARTÍCULO DE LA AGENCIA TELAM RECORRE EL MUNDO
Por su parte, la prestigiosa periodista Mora Cordeu, jefa de la sección Cultura de la Agencia Argentina de Noticias Telam, publicó días pasados una reseña que fue difundida a los principales medios del país y del mundo. Veamos algunos párrafos:

“Una investigación sobre el tango, de Néstor Dipaola, muestra cómo esta música nacida en el suburbio se extendió a través de pueblos y ciudades de la Argentina, en la provincia de Buenos Aires, pero también en Córdoba, Rosario, la región litoral y Nordeste, Cuyo, el Noroeste, la Patagonia e inclusive Chile y la Banda Oriental.
Publicado por la Universidad Nacional del Centro, el libro "El tango lejos del puerto" está prologado desde el puerto de Buenos Aires por Oscar  del Priore y desde el puerto de Montevideo por Daniel Vidart.
Antes de emprender esta investigación, Dipaola lanzó en el 2001 "Último Tango en el Sur, una historia del 2 por 4 en Tandil y la región", un adelanto de este proyecto más ambicioso, llevado adelante al adjudicarse una beca del Fondo Nacional de las Artes.
Un itinerario que abarcaría diferentes lugares bonaerenses. Y luego Rosario. El autor menciona a algunos pioneros como el español Latasa, Bedrune, Ahumada, Sala, Bianchi, Antonio Ríos, Domingo Federico, entre tantos. Y también destaca que fue cuna de grandes vocalistas: Delia Rodríguez, "la chaquenita"; Violeta Domínguez (Virginia Luque) y Libertad Lamarque. Y el reconocido Raúl Lavié, actor y cantante, que fue entrevistado por el autor y recordó que un día tuvo la oportunidad de cantar en una típica importante de Rosario que dirigía Luis Chera y fue el empujón que lo depositó en Buenos Aires”.

“DESLUMBRANTE RECORRIDO”
“En el capítulo Córdoba, o ese ‘tango doctor’, Dipaola cita entre algunos nombres al bandoneonista Ciriaco Ortiz, Lorenzo Barbero y su Orquesta de la Argentinidad, además de la de Jorge Arduh”.
Tras señalar profusamente nombres de ciudades y autores que se mencionan en el libro, Mora Cordeu llega a la parte final de su comentario expresando:
“Y en Salta, aparte del folclore ‘se coló el tango fuerte y macho que entró por la capital y se instaló en las alturas del cerro San Bernardo y en la Cafayate de montañas y viñedos’. Antes de finalizar, Dipaola hace un paneo sobre el alto valle del Río Negro, Chubut, Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn. Hasta esas inmensidades llegó el 2 por 4 y traspasó las fronteras a Chile y a Uruguay, como testimonia el autor al final de este deslumbrante recorrido”.


Subir
- Néstor Dipaola -
historiadordetandil@gmail.com - nestordipaola@yahoo.com.ar - Teléfono móvil: 0249-154-628639
Tandil - Provincia de Buenos Aires - Argentina